domingo, 13 de abril de 2008

La carta que no publicó Perú 21: Rosa María Palacios y la UNFV

El pasado 11 de marzo, envié una misiva vía correo electrónico a la sección “Cartas y +”, del diario Perú 21, espacio abierto para que el público emita opiniones sobre temas de coyuntura. Textualmente dice:

Estimado señor director:

Le expreso mi saludo y felicitación por la labor periodística objetiva que desarrolla usted y su equipo al frente del diario Perú 21, el cual leo todos los días.

Escribo para manifestar la sorpresa que ha causado entre quienes estudiamos en la Universidad Nacional Federico Villarreal, la manera en la que una de sus columnistas, Rosa María Palacios, se refirió a nuestra alma mater, durante su programa de televisión hace dos semanas. Esto ocurrió cuando se tocó el tema del rendimiento académico del ministro José Antonio Chang, de quien se descubrió que pertenecía al tercio inferior de la Universidad Católica (PUCP); y a la vez que era del tercio superior de la UNFV. La doctora Palacios, luego de mencionar esto, dijo que "el tercio inferior de la Católica es igual al tercio superior de la Villarreal", frase que repitió dos veces, y con un evidente sesgo que nos pareció despectivo.

Considero que por más que las universidades nacionales tengamos nuestros problemas, por causa de un Estado que no se preocupa por la Educación ni promueve la investigación, no hay derecho a mirarnos por encima del hombro. Aún con todas las limitaciones que tienen, de las universidades nacionales (llámese San Marcos, UNFV, UNI, etc.) aparecen muy buenos profesionales, estén o no dentro del tercio estudiantil, tan iguales o mejores que quienes surgen de las universidades privadas. Por eso, haría bien la doctora Palacios en dar las disculpas del caso a los que provenimos de una casa de estudios como la UNFV.

Saludos cordiales.

Esa semana pasó, y la carta en cuestión no fue publicada. Siendo periodista, conozco la dinámica de los diarios para este tipo de cuestiones, y pensé que quizás habría un cúmulo de opiniones que por cuestiones de coyuntura política, consideraron publicar antes que la misiva que envié. Sin embargo, ha pasado más de un mes y la carta NUNCA se publicó. Interpretó que quizás, no les pareció importante; otra idea que pasó por mi mente fue que no había que exponer a la Dra. Palacios, teoría que no es muy descabellada.

Confieso que la carta fue enviada con “copia oculta”; vale decir, con correos en secreto. Estos se fueron divulgando entre los villarrealinos y otros amigos y amigas. Naturalmente, hubieron algunas reacciones como esta:

... En primer lugar mi saludo a Víctor por su pronunciamiento en torno a las expresiones tendenciosas de la Sra. Rosa María Palacios en la que aprovechando un episodio de nuestra política induce "habilidosamente" a la conclusión siguiente: los profesionales de la Católica que se ubican en el tercio inferior son equivalentes a los del tercio superior de la Federico Villarreal.

Es conocida la filiación de la periodista, también son obvias sus fobias institucionales, así como también es evidente su perfil reaccionario; y, no es de extrañar, por lo tanto, que haya querido "matar dos pájaros de un tiro" y mostrarse "ingeniosa" ante los antiguos industriosos de los "desechos urbanos" que pagan su salario, no solo cuestionando al Ministro de Educación, que sabrá defenderse, sino a la Universidad Nacional Federico Villarreal.

No hay duda que la formación académica de la Sra. Rosa María Palacios ha sido, éticamente, deficiente, y la prueba es que sobre la base de un supuesto caso –a uno solo- llega a una generalización ofensiva, prejuiciosa y distorsionante de la verdad que Víctor con todo derecho le reclama … y muy bien reclamado … esta forma de "razonar" de la Sra. Palacios no podemos atribuirla a una deformación profesional que se origina en la Universidad donde ella estudio … lo que si podemos decir es que éticamente ese razonamiento esta descalificado, que moralmente no responde a un rigor profesional de un periodista que respete la verdad y la informe. Lo que hace la Sra. Palacios, es descalificarse así misma –en este caso- y no por ello voy atribuirle a la Católica los vicios tendenciosos que la "adornan", y, que con toda seguridad la ubican en el tercio inferior de un periodismo honesto, orientador y comprometido con la verdad.

Fraternalmente

Daniel Bautista A.


Otro comentario fue en cuanto a una petición a las autoridades de la UNFV de una reacción al respecto:

Y, sin embargo, la UNFV debería elaborar un pronunciamiento publico. No escapa al ojo agudo el subtexto racista / clasista de las declaraciones de esta mujer. Su intención era menospreciar al Dr. Chang, un hombre a quien ella probablemente cholearía si no fuera porque él es ministro. Y un hombre que tiene un récord profesional mucho más impresionante que el de ella, quien como buena egresada de La Católica, se beneficia de todos los "contactos y amigazos" que hizo en sus años de estudiante para estar donde esta...

Ocelle

También estuvo presente el tema de la poca identidad de la mayoría de estudiantes de la UNFV con su propia universidad, en una reacción expresada a un profesor, que me llegó con copia a mi correo:

... repítelo en tus clases jajaja, a ver si formas a tanto chico que se siente menos por estudiar en la “Villa” y no en una universidad particular y tienen "podridos" a sus padres con el traslado.

Elva Luisa

Por último, está el tema de que quienes tienen el control de los medios de comunicación, no son comunicadores; y el del tercio superior, que no define de ninguna manera que quienes se ubiquen en esa posición sean los más competentes:

Estimado Víctor, he leído con satisfacción tu nota aclaratoria al diario Peru21, coincido contigo en que no siempre quienes forman parte del tercio superior son los mejores profesionales o quienes contribuyen al desarrollo de su comunidad o del país. Conocemos que de nuestra UNFV han egresado profesionales brillantes así como verdaderos maestros.

Ten siempre presente que el "desliz" cometido por la persona que suscita esta aclaración, forma parte del sinnúmero de "deslices" cometidos por la mayoría de conductores de programas periodísticos cuya formación no es la de un verdadero profesional de la comunicación.

Con afecto

Antonieta.

Quiero aclarar que no tengo nada contra la PUCP. Me parece una de las mejores universidades del país, y tengo muchos conocidos con quienes tengo una excelente relación de amistad, y la certeza de que son muy competentes en sus profesiones. Hay que separar la paja del trigo. En la viña del Señor hay de todo.

3 comentarios:

isa dijo...

Desde que estaba en el colegio siempre soñé ingresar a la Villarreal,me incomodaba mucho ese furor u obesesión que tenían cientos de estudiantes por querer entrar a la San Marcos,porque creo que es el alumno quien hace a la universidad y no al revés.Cuando ya había consumado mi sueño,escuchaba que varios de los cachimbos menospreciaban a la UNFV,entonces yo les reclamaba: "¿Por qué diablos permanecen en un lugar del cual se averguenzan?".Imagino que no tenían otra opción y que en el fondo se sentían menos que un alumnito de particular. Rosa María Palacios no valora todo el esfuerzo y dedicación para alcanzar una vacante en una universidad nacional donde miles de personas inteligentes pero de bajos recursos postulan en el afán de seguir una carrera que pueda mejorar su calidad de vida,qué fácil es dar un examen simple en las decenas de "universidades" (aunque la PUCP es más exigente)que últimanente han aparecido y en las que estoy segura que su nivel académico es más pobre porque sólo quieren asegurar sus ingresos económicos.El alumno de universidad nacional es más creativo porque debido a la falta de infraestrucutra debe buscar la manera de hacerlo mejor o igual que alguien de particular que tiene todo en bandeja de plata. Espero que la Sra Palacios se rectifique a la brevedad.

Anónimo dijo...

Estimado Señor:

Lo que usted no dice es que su carta, si mal no recuerdo, fue remitida a Prensa Libre y respondida directamente por mi.
Si no fue usted él que la envió pues fue alguien que creyó, como usted, que podría agredirme victimizando a toda una Universidad.
Es obvio que usted no me cita con corrección porque si lo hiciera no tendría argumentos. La información presentada en Prensa Libre se refiere exclusivamente al desempeño academico del Ministro Chang y NO A TODOS los alumnos de la Universidad que usted representa.
No veo porque tengo que ser insultada por usted y sus amigos por el sólo hecho de presentar una información pública. Las calificaciones del Ministro Chang en la Universidad Católica y su posterior desempeño en la Universidad Villareal confirman mi frase. En el CASO DEL MINISTRO CHANG, perteneciente al tercio inferior de la Católica, su traslado lo coloco en el tercio superior de la Villareal. Extrapolar la situación del Ministro a todo el alumnado es de su propia cosecha y responde a su estado de animo y percepción sobre su universidad. Percepción en la que yo no tengo nada que ver.
Finalmente, no tengo ni idea porque no le publican su carta. Si alguien me hubiera consultado le hubiera rogado que lo hiciera para poderle dar la respuesta que usted merece.

Atentamente,

Rosa María Palacios

antuanec dijo...

Agradesco el contenido de tu artículo amigo Víctor, y a la vez es lamentable la sobervia de la Sra. Rosa María Palacios, que parece, que por mas profesional que sea no soporta que la corrigan en algo tan agraviante como lo fue el contenido de sus palabras ante una camara de TV haciendo comparaciones de mal gusto, es probable que no haya sido su intención y también estoy segura que, aunque haya hecho el comentario que hizo en este blog, la próxima vez tendrá mas cuidado, por eso misma razón seguiré siendo una televidente fiel de su programa, como hasta ahora.

Antuanec
FIIS
UNFV